“La comunicación es una condición imprescindible del liderazgo. No hay líderes sin buena comunicación”

Entrevista a Alfredo Urdaci, Periodista y mucho más.

El periodista Alfredo Urdaci acepta rápidamente una entrevista conmigo para hablar de comunicación. “Mi objetivo es contar y ofrecer tu punto de vista experto en el mercado de la comunicación”, le escribo. “Me parece una idea estupenda”, responde llana y amablemente. ¡Y qué alegría me da poder contar con él en mi espacio!

¿Qué puedo contar de su extensa trayectoria profesional que no se sepa? Mejor dicho: ¿cómo preparo una introducción adecuada que la resuma y que resulte satisfactoria? Voy a intentarlo.

Alfredo es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra y estudió Filosofía  en la Universidad Complutense de Madrid.

Ha sido corresponsal de Radio Nacional de España en Roma, director de Servicios Informativos de TVE, presentador de la segunda edición del Telediario, presentador del Debate de La2, colaborador de un concurso de La Sexta, presentador de Locos por Madrid (Onda 6), tertuliano y comentarista en La noria, La mirada crítica (Telecinco), Espejo Público (Antena 3), Herrera en la onda, La brújula, Julia en la onda (Onda Cero).

Es Premio Especial fin de carrera, tiene dos Antenas de Oro, una Antena de Plata, Premio del Club Internacional de Prensa al mejor trabajo en el extranjero y Premio al Mejor informativo de televisión de la Academia de Televisión.

Ha escrito también varios libros y ha sido asesor de comunicación de varios presidentes de compañías multinacionales y del  Grupo Francisco Hernando (la constructora conocida como Paco el Pocero).

Recientemente ha dirigido los Servicios Informativos de 13 TV, cadena donde también ha presentado la segunda edición del informativo principal, Al día; y ha protagonizado La contra, espacio dedicado a informar en clave de humor sobre la actualidad política de nuestro país.

Alfredo Urdaci fundó Ludiana Bluefields, su propia empresa de comunicación, hace cuatro años.

Comencemos su entrevista donde, pese a trasladarle cuestiones “genéricas”, intentaré ser muy precisa:

-Alfredo: intenta pensar en los que para ti han sido tres hitos dentro de tu vasta trayectoria profesional. Cuéntanos el sabor que te ha dejado cada uno de ellos.

El primero: mi trabajo como corresponsal en Roma. Me dio una perspectiva internacional, me dio una gran libertad de trabajo, y me permitió entrar  en formatos de radio  que no eran el puramente informativo. En Roma crecí mucho, en lo profesional y en lo personal. La radio en general para mí ha sido un gran campo de entrenamiento. Si has hecho radio  el salto a la televisión es más sencillo, te adaptas mejor.

El segundo es mi llegada a televisión española. Me abrió un mundo desconocido, y compartí tareas  con muchos profesionales que me enseñaron todo lo que sé. Estoy profundamente agradecido a todos ellos.

El tercero es  el descubrimiento de la televisión del entretenimiento, que me permitió soltarme ante las cámaras, perder miedos, y disfrutar. Creo que esos tres elementos siguen presentes en  mi carrera de una forma permanente.

Mi trabajo como corresponsal en Roma, mi llegada a televisión española y el descubrimiento de la televisión del entretenimiento son tres elementos que siguen presentes en mi carrera de una forma permanente.

-¿Qué virtudes tiene para ti la forma de hacer periodismo hoy en España? ¿Qué áreas de mejora identificas, a nivel general?

La información se ha convertido en un show. Hay una contaminación de géneros. Hoy todo tiene que ser “entretenido”, tiene que tener drama y puesta en escena. Eso tiene aspectos buenos y otros no tanto. A la vez, la información se ha especializado mucho, y hoy tienes que contar  con expertos en las materias que tratas, porque la audiencia es muy crítica y busca  calidad. Y en tercer lugar, echo de menos que se aborden los géneros grandes  del periodismo televisivo: el gran reportaje. Creo que es el género más ambicioso, el que aspira  a un conocimiento global de una determinada cuestión, y  está  cada vez más abandonado en los medios.

La información se ha convertido en un show. Hay una contaminación de géneros. A la vez, la información se ha especializado mucho, la audiencia es muy crítica y busca calidad. En tercer lugar, echo de menos que se aborden los géneros grandes del periodismo televisivo: el gran reportaje; está cada vez más abandonado en los medios.

-¿Cuál es el objetivo del Alfredo escritor? ¿Estás preparando algún nuevo proyecto en esta faceta?

Seguir en televisión y a la vez  volver  a la radio. Creo que es un buen momento para  recuperar  mi vocación radiofónica. Sigo escribiendo. Este año  he publicado dos libros: La España cruda  y el Manual urgente de comunicación, con Almuzara. Y  seguiré  por  ese  camino. Y  televisión. No tengo nada  concreto, pero estoy abierto a casi todo.

Mi objetivo es seguir en televisión y a la vez volver a la radio. Creo que es un buen momento para recuperar mi vocación radiofónica. Sigo escribiendo. Este año he publicado La España Cruda y el Manual Urgente de comunicación, con Almuzara.

-¿Por qué Ludiana Bluefields? ¿Qué valoración haces de la trayectoria de tu compañía estos primeros cuatro años?

Ludiana porque creo que hay mucho que hacer  en varios campos: la comunicación de crisis, el entrenamiento de directivos en habilidades de comunicación, y el uso de herramientas como el vídeo o las redes para comunicar. Somos jóvenes, pero hemos prestado un buen servicio a empresas que quieren que su voz se oiga por encima del marasmo, y que quieren mejorar  esa gran palanca que es la comunicación. La comunicación suele estar presente  en la mayor parte de los problemas de la vida de una empresa, y por tanto debe estar  también en las vías de solución.

Ludiana porque creo que hay mucho que hacer en varios campos: la comunicación de crisis, el entrenamiento de directivos en habilidades de comunicación, y el uso de herramientas como el vídeo o las redes para comunicar.

-Por último: ¿puedes transmitirnos tu propia definición de “comunicación”? ¿Y tu punto de vista sobre cómo se está operando en este extenso mercado donde nos movemos tantísimos profesionales, de diversos perfiles?

Bueno, creo que en la comunicación hay algunos básicos. Primero, es importante escuchar. Escuchar para  conocer el mercado, para conocer a nuestros empleados, para  saber  que piensan o sienten nuestros clientes. El segundo punto que creo que a veces  se olvida  es que en la comunicación lo importante es el otro. Siempre. Debemos tener presente también que nosotros somos el mensaje: lo que hacemos o lo que decimos, nuestro comportamiento es nuestro mensaje. Mira cómo alguien trata a un camarero o a un dependiente y sabrás cómo es. Y por último la comunicación es una condición imprescindible del liderazgo. No hay líderes  sin buena comunicación. Creo que esto nos abre una perspectiva profesional a los que nos dedicamos a esto muy rica, muy amplia, en la que podemos servir a las personas, y contribuir al bien común, que es en el fondo de lo que se trata esta  batalla de la vida.

Nosotros somos el mensaje: lo que hacemos o lo que decimos, nuestro comportamiento es nuestro mensaje. Mira cómo alguien trata a un camarero o a un dependiente y sabrás cómo es.

¡Mil gracias por tu profesionalidad, sencillez y que continúes con tu trayectoria de éxitos, Alfredo!