Alfredo Urdaci: «Creo que para las mujeres es un libro inspirador, y motivador. Para los hombres va a ser una forma de escuchar a personas que tienen mucho que contar»

Alfredo Urdaci: «Creo que para las mujeres es un libro inspirador, y motivador. Para los hombres va a ser una forma de escuchar a personas que tienen mucho que contar»

El periodista, comunicador y escritor Alfredo Urdaci publica libro este mes de noviembre con la editorial Ludiana Editores. Urdaci es el autor del texto y las fotografías que acompañan cada entrevista. El relato cede todo el protagonismo a 43 mujeres que narran su propia vida a través de una conversación con el autor.

Con motivo del reciente lanzamiento, hemos querido entrevistar a Alfredo para conocer qué inquietudes se encontraban detrás de este nuevo proyecto y cómo se ha fraguado.

¿Por qué una obra sobre mujeres excelentes? ¿Cómo surge la idea?

La obra surge de algunas preguntas: ¿qué importancia tiene el origen y la educación en las mujeres? ¿es verdad que existen techos de cristal? ¿cuál es el camino que han seguido las mujeres excelentes? Estas y otras preguntas están en el inicio de esta obra. No tenía un planteamiento ideológico. Quería encontrar algo así como un manojo de “vidas ejemplares”. Y este es el resultado.

¿Qué sabor de boca le deja el haber realizado 43 entrevistas a mujeres de primer nivel?

La obra y su realización me deja muy buenos recuerdos. He escuchado mucho. Creo que ese era mi papel fundamental, no otro. Preguntar y escuchar. El trabajo me deja algunas certezas: las personas que crecen en ambientes que no les limitan no sienten nunca la presión de los techos. Creo que ese es un punto crítico y una línea común a todas las mujeres que aparecen en esta obra. El libro tiene también un tono fuerte de esperanza. La realidad va muy por delante de los discursos políticos e ideológicos. Y eso es por el trabajo de muchas mujeres. Lo importante son aquí las personas, los individuos.

El trabajo me deja algunas certezas: las personas que crecen en ambientes que no les limitan no sienten nunca la presión de los techos.

¿Cómo hizo la selección? ¿Qué elementos comunes puede identificar, si es el caso, en sus entrevistadas?

No hubo selección previa. Fue empezar e ir uniendo cabos. Sí que buscábamos que hubiera mujeres de todos los sectores, y con un abanico de edades muy abierto. Buscábamos puntos de vista muy diversos: militares, médicos, empresarias, filósofas, educadoras, traductoras, españolas, extranjeras. Creo que todas tienen en común un impulso que tiene una enorme fuerza de transformación: la ambición por cambiar las cosas, y por hacerlo con un acento humanista radical.

En el extremo opuesto: ¿cuáles son las diferencias más acusadas que ha detectado entre sus entrevistadas?

No encuentro grandes diferencias, al menos no veo diferencias radicales. Es cierto que en cuestiones de pensamiento hay mujeres muy diversas, pero no veo diferencias insalvables. Y eso que todas tienen experiencias muy diferentes.

¿Hay alguna entrevista que haya resultado especialmente importante para usted? ¿Por qué?

Hay algunas que son especiales. Sobre todo aquellas que han contado hechos y situaciones que nunca habían narrado: Hannan Serroukh, Valerie Miles, o Victoria Subirana, que es una gran educadora que ha transformado Nepal y a la que tengo un cariño especial. Pero luego hay grandes historias muy cercanas, como la de María Jesús Álvarez, que es una empresaria de una fuerza sorprendente, o Carolina Martínez Caro, una española en la cima de la banca mundial. En fin, me es difícil elegir, por eso el libro tiene 43. Por eso es un libro abierto, en el que caben, cabrán, muchas más. Esto es solo el comienzo.

Hay algunas que son especiales. Sobre todo aquellas que han contado hechos y situaciones que nunca habían narrado: Hannan Serroukh, Valerie Miles, o Victoria Subirana, que es una gran educadora que ha transformado Nepal y a la que tengo un cariño especial

¿Está su obra dirigida a un público mayoritariamente femenino? ¿Por qué?

Esta dirigida a mujeres y a hombres. Creo que para las mujeres es un libro inspirador, y motivador. Para los hombres va a ser una forma de escuchar a personas que tienen mucho que contar. También les va a motivar. En mi ha tenido ese efecto. Abrir más la sociedad, el mando de las empresas, el liderazgo, a las mujeres, es imprescindible. Y la ciencia. En el libro hay científicas que aportan mucho al debate sobre la falta de mujeres en el mundo de la ciencia. Le voy a contar algo. Cuando preparamos la distribución del libro pensamos enviarlo a todas las presidentas o consejeras delegadas de las 500 empresas más importantes. ¡Nos salen muy pocas en la lista, pero muy pocas!!!

Como experto comunicador: ¿hay algún mensaje que desee transmitir a sus lectores con esta nueva obra?

Creo que es muy importante recuperar el formato de la conversación para tener una comunicación de calidad. Preguntar, indagar, explorar en los orígenes de las personas, en su contexto, en sus ambiciones, en sus impulsos. Todo eso que no cabe en la comunicación instantánea que usamos de forma habitual.

Es muy importante recuperar el formato de la conversación para tener una comunicación de calidad.

En esta línea: ¿tiene en mente o ya planteado algún otro proyecto?

Vamos a continuar con este trabajo. Tenemos un proyecto a través de nuestra web Futuro Perfecto, de ampliar esta gran conversación con ejemplos inspiradores. Y queremos terminar cada año con un producto editorial en forma de libro, un libro con una buena carga de fotografía, que vaya en la misma línea.

¿Cuál es su particular visión sobre el nivel de visibilidad que posee la mujer en la sociedad y en la empresa española actual?

Creo que se ha avanzado mucho, que hay empresas que han hecho un trabajo fabuloso, pero creo que falta más, falta mucho. Y no tenemos que tener miedo a cambiar algunos de nuestros planteamientos. Me refiero a que a veces, buscando la igualdad, nos olvidamos de que no somos iguales.  Por ejemplo en la ciencia. Invito a los lectores a escuchar, a leer más bien, a Elena García Armada, la creadora del primer exoesqueleto para niños con problemas de movilidad. Es una científica extraordinaria que lucha para encontrar financiación para una creación que es netamente española, de nuestra ciencia. Elena tiene ideas muy interesantes para fomentar la presencia y la aportación de las mujeres a la ciencia.  Creo que en estas cuestiones sobra ideología y falta ciencia, y falta también una escucha un poco más atenta.

La edición tiene una tirada limitada, y se pueden solicitar ejemplares en el correo

 

Sin comentarios

Publica un comentario