Abraham Pascual (Centro de Urgencias Veterinarias Reina Cristina): “Un centro como ITAS hace que de gusto pertenecer a la profesión”

Abraham Pascual (Centro de Urgencias Veterinarias Reina Cristina): “Un centro como ITAS hace que de gusto pertenecer a la profesión”

Entrevista a Abraham Pascual, veterinario coordinador de veterinarios y auxiliares en el Centro de Urgencias Veterinarias Reina Cristina.

¿Puede contarnos los aspectos que más destacaría dentro de su trayectoria profesional?

Empecé haciendo urgencias en la Clínica Veterinaria de Velázquez, con José Ballester, a quien estoy tiernamente agradecido porque fue quien me metió ‘el gusanillo’ en el cuerpo de los pequeños animales, porque yo iba para porcino. El destino no sabemos lo que nos tiene preparado. Estuve allí alrededor de cinco años haciendo urgencias y consultorio.

Después monté una clínica pequeñita por mi cuenta, donde estuve cinco años. A continuación encontré lo que siempre me había atraído: un puesto solo de urgencias y con tiempo libre para poder conciliar y dedicarle tiempo a los míos, en este lugar, el Centro de Urgencias Veterinarias Reina Cristina. Entré aquí hace doce años; estuve nueve años y medio como veterinario de noche, bajo la dirección de José Antonio Aquiso, quien me enseñó muchas cosas de urgencias, que yo desconocía. Más adelante él se fue y, con un breve paréntesis de otro responsable, me pasaron a mí a día.

“Encontré lo que siempre me había atraído: un puesto solo de urgencias y con tiempo libre para poder conciliar y dedicarle tiempo a los míos, en este lugar, el Centro de Urgencias Veterinarias Reina Cristina. Entré aquí hace doce años”.

¿Cuáles son sus funciones en Urgencias?

Llevo la dirección de los protocolos del centro, coordino las opiniones y criterios del equipo humano y actúo integrando a todos los veterinarios. Soy un coordinador de veterinarios y de auxiliares.

¿Qué casos más frecuentes llegan al Centro?

Hay muchísimas diarreas, que es lo que más asusta a la gente. También politraumatizados: atropellos, gatos que saltan por la ventana, golpes, etc. También hay urgencias estacionales; por ejemplo, ahora empiezan las orugas, la procesionaria del pino; en verano, los golpes de calor; en invierno otro tipo de urgencias, también ligada a los atracones en Navidades. También hay muchos casos de animales disneicos, piómetras  y cada vez más casos de aparato genitourinario. Estos son los casos más urgentes.

Cada vez van apareciendo cosas nuevas que recuerdo que cuando yo empecé se eutanasiaban porque no tenían remedio, y ahora, gracias a técnicas, entre ellas las que desarrolla el Instituto de Técnicas Avanzadas Sinergia, se pueden curar y pueden ir bien.

“Hay muchísimas diarreas, que es lo que más asusta a la gente. También politraumatizados y urgencias estacionales”.

¿Qué bondades destacaría del Instituto de Técnicas Avanzadas Sinergia?

La primera de ellas, y para mí la más importante, es tomarse en serio la profesión. No somos ‘ponedores de vacunas’, somos médicos de animales. Nosotros podemos hacer las funciones que lleva a cabo un médico y estamos capacitados para ello. Un centro como ITAS da gusto verlo y hace que te de gusto pertenecer a la profesión. Gracias a centros como éste, ves que todas esas cosas se pueden llevar a cabo y es algo que para mí es importantísimo. Da un gran prestigio a la profesión.

Lo segundo que señalaría es el haber sido capaces de introducir en Madrid algo que estaba bajo de perfil, la cirugía de mínima invasión. No se practicaba demasiado. Todas estas técnicas novedosas se van a desarrollar mucho más en el futuro cuando la gente las conozca y vea las posibilidades que tienen.

“ITAS ha sido capaz de introducir en Madrid algo que estaba de bajo perfil: la cirugía de mínima invasión”.

En tercer lugar, considero que ITAS es un centro de referencia donde puedes remitir a tus pacientes, a modo de ‘prolongación’ de nuestro centro: es algo ‘nuestro’ pero que se lleva a cabo en otro sitio. Te da la posibilidad de que todos estos servicios y técnicas se perciban como de la propia clínica. Cuenta con un equipo de profesionales contrastado. Estas técnicas aún pueden parecer ‘ciencia ficción’. Por lo tanto, todo lo que sea acercárselas y tenerlas en un sitio concreto y bien explicado, les facilita la labor. Valoro mucho el éxito de las litotricias, que evitan una operación traumática al animal.

Sin comentarios

Publica un comentario